Contabilidad Fiscal
Se basa en la constitución y nos refiere a las leyes especificas, como el código fiscal de la federación, donde nos define como se bebe llevar la contabilidad a nivel fiscal.
Es innegable la importancia que reviste la contabilidad fiscal para los empresarios y los contadores ya que comprende el registro y la preparación de informes tendientes a la presentación de declaraciones y el pago de impuestos. Es importante señalar que por las diferencias entre las leyes fiscales y los principios contables, la contabilidad financiera en ocasiones difiere mucho de la contabilidad fiscal, pero esto no debe ser una barrera para llevar en la empresa un sistema interno de contabilidad financiera y de igual forma establecer un adecuado registro fiscal.
Esta contabilidad se divide en dos: contabilidad general y contabilidad simplificada.
La contabilidad general la encontramos en el artículo 28 de este código el cual nos habla de las reglas sobre los libros y registros contables.
Las personas que de acuerdo a las disposiciones fiscales estén obligadas a llevar contabilidad deben observar las siguientes reglas:

· Llevaran los sistemas y registros contables que señale el reglamento de este código.
· Los asientos en la contabilidad serán analíticos y deberán efectuarse dentro de los dos meses siguientes a la fecha en que se realicen las actividades respectivas.
· Llevaran la contabilidad en su domicilio y si cumplen con los requisitos del reglamento del código, podrán llevarse en un lugar distinto.
La contabilidad simplificada; para un régimen especial, para un régimen simplificada y/o régimen de pequeños contribuyentes.
Esta contabilidad comprende un solo libro foliado de ingresos y egresos y de reglas de inversiones y deducciones.